domingo, 29 de junio de 2008

Poema I


IDENTIDAD


Para Ángel Guinda y Eloy Sánchez Rosillo


Llamarme Ángel Rosillo fue un sueño,

una ráfaga de luz en la niebla

que me sacó del asfalto

y me elevó a las nubes del Parnaso.

Llenó las horas tristes

con la miel de la palabra,

me fundió con el manto de la noche

y libé los pétalos del alba.

Ser Ángel Rosillo fue una lucha,

una quimera poblada de estrellas

que despertara mi esencia

sin más ropaje que mi alma.

Volar a los campos de lirios,

esculpir epitafios en deseos

y naufragar en la piel de los silencios

con las plumas de un viento nacarado.


Del libro inédito Rituales de Identidad

3 comentarios:

Marpex dijo...

Elevado concepto del poeta que muestras con bellas imágenes alusivas.
Un saludo agradeciendo la invitación a tu blog que espero te sirva como buen escaparate para tus creaciones.

Maramín

Miguel Ángel Y. dijo...

Estupendo blog. Lo añado a mis preferidos. Un abrazo poético

Manuel Martínez Forega dijo...

Acudo a tu blog, amigo Ricardo, para darte la bienvenida a la comunidad blogosférica. Ánimo y escribe.