sábado, 23 de octubre de 2010

EL DESVÁN DE LA MEMORIA

.

BUSCAS en el desván de la memoria
las luciérnagas de ojos tristes
que solían acompañar tus noches
y te hacían resucitar en soledad.
Llevas la mano a tus sienes
en un gesto aprendido, mecánico,
vuelves a sentirte ese extraño
que se ahoga en el lago de una lágrima.
El ocaso se apodera de tu mente,
ya no eres aquel náufrago
que frotaba con ardor la lámpara
en un delirio arrebatado y efímero.
Aunque tu vida no es serena
te dejas arrastrar por un momento
al territorio de la pérdida
en un impulso por sobrevivir.

Del libro inédito Rituales de identidad
.

3 comentarios:

MiLaGroS dijo...

Me ha encantado Ricardo. Muy bien escrito y muy profundo. Un abrazo.
El mejor poeta aragones.

Princesa115 dijo...

Bellas palabras Ricardo.
Aunque no sea nada bueno, siempre buscamos en la memoria, siempre nos viene aquellos recuerdos.

Te felicito poeta

Saludos cordiales

El Desván de la Memoria dijo...

Magnífico, Ricardo. Excelente.
Un abrazo,
Ramón Alcaraz