viernes, 22 de octubre de 2010

ECLIPSE

.


SE dejó mecer por sueños imposibles
entre la pérdida y el engaño,
en un eclipse de sombras.
La mente vuela con alas
de vampiro o pájaro
por oscuros desvanes
del cerebro
en frenética carrera.
Oculta en una nube de quimeras,
la vida es una torpe gaviota
que aletea sin rumbo
a la búsqueda de una playa.
Aparece radiante ante los ojos
pero la escondemos en la ceguera
de los días de bruma
tras una espesa cortina de nada.

De La voz en la memoria
.

3 comentarios:

Princesa115 dijo...

Muy bonito poema.
A veces los sueños nos traicionan.

Un saludo

MiLaGroS dijo...

Muy bello también este pero el anterior me gusta mas. Abrazos

MiLaGroS dijo...

Mejor escrito el otro. En este repites alguna rima y en versos seguidos. Me he permitido hacer un ejercicio con él y así ha quedado.


SE dejó mecer por sueños imposibles
entre la pérdida y el engaño,
en un eclipse de sombras.
Vuela con alas la mente
de pájaro o vampiro;
por oscuros desvanes del cerebro
en frenética carrera.
Oculta en una nube de utopías
la vida es una torpe gaviota
que aletea sin rumbo,
a la búsqueda de una playa.
Aparece radiante ante los ojos
pero la escondemos en la ceguera
de los días de bruma,
tras una espesa cortina de vacío.