viernes, 12 de diciembre de 2008

Cálamo IV

.


NADA ES INÚTIL


La ciudad estaba sola,

la lluvia había dejado un olor triste

...........................................en los tejados

y la noche,

...................sembrada de semáforos,

invadía las aceras de un dolor

cada vez más gris.

Caminamos unos pasos silenciosos,

infinitos,

...............hasta que una luz cegadora

despertó nuestro letargo

............................................y comprendimos

que toda la vida no es invierno,

ni toda angustia es inevitable.


De Tras la Huella del Tiempo (Albacete 1996)

.

3 comentarios:

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Hola, aquí aparezco, por cierto que estoy siguiendo todos tus Cálamos,

Este me parece especialmente bello, sobre todo el principio, me parece muy interesante el verso: "sembrada de semáforos"

En fin, sigue poniendo, (ya veo que has puesto más, jaja, pero te lo digo aquí, jaja)

Un saludo,
Juanma

Ricardo dijo...

Gracias Juanma son los poemas que leí en la presentación de mi poesía en la Librería Cálamo-Actur de Zaragoza. Hice un recorrido por mi poesía, me a legra que te gusten.

Un saludo.

Nadie está aquí dijo...

Este era el comentario que me parece que te puse, al final no se ha borrado, creo..jaja

No, estoy casi seguro que este fue el que te puse.

Saludo, seguiré leyendo los que has puesto,
Juanma