miércoles, 14 de enero de 2009

Ecocentro I

.


POLVO CÓSMICO

Una burbuja de aire inerte

perdida en el cosmos,

un grano de arena

en el desierto universal.

Somos en el mapa de Dios

un débil punto

que ya dejó de brillar

en el firmamento.

Matamos por un pedazo de barro,

nos creemos dueños del orbe

y abrazamos su quimera.

Sólo el amor nos libera de la osadía,

sólo el amor puede salvarnos

si percibimos en otros ojos el mundo.

El Sol será enana blanca,

y en la inmensidad del espacio

nuestra efímera presencia

flotará en nubes de ceniza.

Ya no habrá más suelo que defender,

ni más derechos, ni más guerra,

seremos polvo cósmico

entre estelas de nada y estrellas.

Ojalá aprendamos de la vida,

porque en el juego de los astros

no seremos más que una mancha

en el brillante traje de Casiopea.


Del libro inédito La Miel y la Ceniza


5 comentarios:

marisa dijo...

Sólo elamor puede salvarnos y sólo quien ama se salva en ese instante supremo del amor. Un abrazo

Miguel Ángel Y. dijo...

Me encantan tus poemas llenos de belleza y solidez. Poesía en estado puro...Un fuerte abrazo.

Ricardo dijo...

Gracias Miguel Ángel con críticos como tú quién no se anima a seguir en la brecha.

Un abrazo.

Felisa Moreno dijo...

Qué poco somos y cuánto nos creemos. Muy acertado tu poema. Gracias por visitarme y dejar un comentario.
Un saludo

Odi Noyola dijo...

^-^ ¡Bello bello! ¡gracias! ^-^