martes, 18 de enero de 2011

José Lezama Lima

.

EL CORREO GALLEGO, diciembre de 2010

El centenario del escritor cubano José Lezama Lima pasa sin eco en España

Fue el autor de una novela inclasificable, 'Paradiso', comparada con el 'Ulises' de Joyce

Madrid. El gran escritor cubano José Lezama Lima hubiera cumplido hoy cien años, un aniversario que en su país ha sido recordado, pero que en España, pese a que utilizó el español para crear la poesía "más barroca, espiritual y excelsa que se haya podido imaginar", como dijo José Ángel Valente, ha pasado sin eco.
Lezama Lima poeta, narrador, ensayista, autor de Paradiso, una novela incalificable que han llegado a comparar, por su experimentalismo y su portentosa verbalidad, con el Ulises de James Joyce, fue ante todo un barroco exuberante, creador de un mundo propio en el que el torrente de palabras y sus metáforas las puso al servicio de las imágenes y la música.
Nacido en la ciudad de La Habana, el 19 de diciembre de 1910, Lezama Lima estudió Derecho, pero fue sobre todo un gran erudito, un lector empedernido de toda clase de temas, que le dieron una gran cultura.
Lector de los clásicos, y en especial del Siglo de Oro español,"su obra es consecuencia de Góngora y, desde luego continuador de San Juan de la Cruz", decía el poeta fallecido José Ángel Valente,rendido admirador de Lezama y amigo suyo, como lo fue también la filósofa María Zambrano, con quien mantuvo una extensa correspondencia.
A los 19 años, cuando se muda a la mítica calle Trocadero de La Habana, al número 162, donde vivió hasta sus últimos días, Lezama ya empezaba a escribir en revistas. Fundó varias de ellas, como Verbum, Espuela de plata, Nadie parecía y, la mejor de todas, Orígenes, en la que llegaron a colaborar T.S. Elliot, Faulkner, Charles Williams, Santayana, Octavio Paz y Alejo Carpentier, entre otros.
Pero al poeta le caracterizó también otra cuestión más prosaica, la enfermedad, el asma que padeció desde la infancia, que le mantuvo en cama durante grandes temporadas, leyendo, y que le llevó a la muerte a los 65 años. No obstante, a pesar de convivir con esta enfermedad, siempre fue un gran fumador y un amante de la buena mesa, de ahí su orondo cuerpo.

.

2 comentarios:

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Buenas noches amigo Ricardo:
Cuanto tiempo sin pasar por su casa.
Llevo dos días metida en las actualizaciones para comentar uno a uno a los 469 amigos, esto es interminable.hago esta visita general 2 veces al año y veo el estado de progreso de cada blog. Este verano se evitaron cerrar 11, pero en dos meses han cerrado 10, y de los buenos, espero que los recuperarecon mi entusiamo.
Gracis por la información de ese granpoeta Cubano, seguro que mi amigo Pedro, lo concía, yo conozco a pocos, mi vida ha llevado otros senderos, aunque parece que puedo regresar a mi patriLa poesía.
Reciba mi ternura
Sor.Cecilia

Miguel Ángel Yusta. dijo...

Ricardo, amigo, muchas gracias por tus palabras. Es un placer contar con tu amistad y disfrutar paseando por tus versos. Un abrazo.