domingo, 15 de septiembre de 2013

Poema CV






















EN EL ATARDECER

Los destellos más hermosos del día
y la fugacidad del tiempo
terminan atrapados
en ese instante único,
el aliento recobra su sentido
en una llamarada efímera
de anaranjados, rojos y violetas.
El mar se reconcilia con el mundo
y las estrellas,
a punto de salir,
reclaman su presencia en el espacio
que celebra la pérdida del sol,
con una fiesta de colores
en agradecimiento y sumisión
al universo que lo vio nacer
antes de sucumbir en el mutismo.


Del libro inédito Zarzal


4 comentarios:

MiLaGroS dijo...

precioso

Mercurio García Iris dijo...

Buenos días Ricardo:
Lo que más me gusta de este poema es el tiempo. En cuanto a los colores, se podrían hacer algunas comparaciones con estados de ánimo.
Hasta luego y saludos cordiales,

Ricardo Fernández Moyano dijo...

Gracias amigos, qué tristes están los blog's sin comentarios. Un abrazo a los dos.

miriam dijo...

Celebran la pérdida del sol...... inmensamente profunfo!!