martes, 4 de diciembre de 2012

Poema CII


HAMBRE DE LUZ

Los días pasan imperceptibles
por este pedazo de pan
y el peso de las horas
deja aroma de harina
entre mis dedos.
 

Solo los hornos hambrientos de mendrugos
recuerdan la masa dormida
donde nació la soledad.