viernes, 25 de noviembre de 2011

Poema LXXIV


PALPITACIONES


Llegó a mí un óxido de olvido,
en la fermentación de los pupitres
una mano extendida cayó en la espesura.
Los estambres de los días palidecieron
y callaron en las losas
las máscaras podridas de los necios.
Soy un viejo con estigmas de hormigas
que se clavan en paladares de mercurio
donde tejen palpitaciones las arañas.

3 comentarios:

Antonio del Camino dijo...

Sigo con atención esta serie de poemas, numerada en "romanos", con fuerza y sustancia. No obstante, confieso mi ignorancia al no ser capaz de interpretar el número a partir del poema publicado el 6 de noviembre, pues, por lo que recuerdo de la escuela, la X vale 10, y puesta a la izquierda de una letra (número) de mayor valor, resta; o sea, XL = 40. Por esa regla de tres, XXL = 30, pero 30 se escribiría XXX. Si el número expresado fuera 74, como supongo, ¿no se debería escribir LXXIV? Pero como también puede ser que haya otras posibles formas de lectura que yo ignore, me atrevo a plantear tal cuestión con ánimo de aprender algo nuevo.

El texto, insisto, con fuerza y sugerentes metáforas. Enhorabuena.

Un cordial saludo.

Asociación Literaria Rey Fernando de Aragón dijo...

Llevas toda la razón Antonio. Lo corrijo rápidamente.

Gracias por tus palabras, un abrazo.

Ricardo

MiLaGroS dijo...

Como siempre tus poemas me encantar Ricardo. son tan tuyos,son tu mismo. Felicidades poeta.