lunes, 25 de abril de 2011

Poema LXII

.

AHORA

A la vuelta del viaje soñado,
en el amanecer de la vida
ha colmado su aliento
con inesperados encuentros.
Oculto tras la duna,
vuelve a sentir la urgencia
de plasmar sus ansias en papel
y despejar tinieblas.
Ya el pánico no atenaza gargantas,
las horas tristes no transitan su mente
y en cada rostro, en cada sombra,
vuelven a florecer alboradas.

Leído en el I Festival de poesía y microrrelato de Viladecans
.

2 comentarios:

Wundemar dijo...

La luz rompe la oscuridad y la fe en la esperanza se ve recompensada por ésta. Buenos versos. Sencillos pero intensos.

Un cordial saludo.

Carmen Gutiérrez dijo...

Sentir la urgencia de plasmar ansias en papel…
Yo no concibo la escritura como mero ejercicio sintáctico sino como depósito de vivencias, sensaciones… y, sobre todo, como un modo de dar salida al torbellino de palabras que, desde nuestro interior, pugnan por convertirse en la voz de nuestra memoria.