viernes, 22 de mayo de 2009

Poema XXV

.
ECLIPSE

SE dejó mecer por sueños imposibles
entre la pérdida y el engaño,
en un eclipse de sombras.
La mente vuela con alas
de vampiro o pájaro
por oscuros desvanes
del cerebro
en frenética carrera.
Oculta en una nube de quimeras,
la vida es una torpe gaviota
que aletea sin rumbo
a la búsqueda de una playa.
Aparece radiante ante los ojos
pero la escondemos en la ceguera
de los días de bruma
tras una espesa cortina de nada.

De La Voz en la Memoria
.

4 comentarios:

MarianGardi dijo...

La mente vuela con alas de vampiro o de pajaro... asi es y siempre es preferible que vuele con alas de pájarito cantor, porque de vampiro huuuuyyy que negrooo es el dichoso vampiro y que colmillos nocturnos.
Muy hermosos y reflexivos versos.
Me encanta tu estilo y maestria y no son halagos.
Un abrazo

Narradores A LA OREJA VERDE dijo...

Lo peor es que la mente si vuela sola...es torpe, pues quien la lleva a buen puerto es el corazón. Unidos planean, divinamente, planean la vida. ¡Cariños Ricardo!

MarianGardi dijo...

Tienes un regalo esperandote en mi blog, busca en las entradas de premios.
Un abrazo

MiLaGroS dijo...

Maravilloso, maravilloso Ricardo. Me encanta. Precioso. Me ha llegado a lo más profundo del alma. Un abrazo.