viernes, 23 de abril de 2010

Poema XLII

.

MADRID

Madrid es un lobo hambriento

con ojos que devoran siglos
en un latido unánime
de muros, jardines y sueños.
Aquí habita el oro y el mendigo
el poeta, el mártir y el villano
en una mezcla de ruido y llanto,
amor, lealtad y miseria.
Hay tanta luz en sus calles
que casi deslumbra al viajero.
Nacer aquí es un gozo,
morir un privilegio.

Este poema ha sido incluido por mi amigo Carlos Villarrubia en su libro "Ciudad de ciudades" dedicado íntegramente a Madrid.
.

7 comentarios:

Sara Royo dijo...

Me gusta el poema. Me gusta Madrid, es un trozo de mi vida.

MiLaGroS dijo...

Está bien el poema. un abrazo

Princesa.triste.115 dijo...

Bonito poema que nos has dejado.
Felicita a tu amigo por su trabajo.
Un saludo y buen fin de semana

Mery Larrinua dijo...

Hermoso poema!
...un dia te conocere...Madrid!
un abrazo

Mimo dijo...

¡Viva los catalanes de Madrid y viva los madrileños de Barcelona... y los canarios de Pamplona... y los gallegos de Valencia.. y los valencianos de Córdoba...!

Adoyma dijo...

Entro a tu blog por boherase.

Madrid es un pedacito de tierra donde nadie se siente extranejero.
Para conocer Madrid hay que mirar al cielo,encontraras sus edificios, sus placas conmemorativas, porque los tejados de Madrid son nuestra mejor historia.
Cordial saludo.
Adoyma.

Libertad dijo...

Te envío un saludo. Entro y disfrutaré de tus otras entradas ahora. Feliz de poder regresar y quedarme un ratito a leer.
Con amor.