domingo, 25 de octubre de 2009

Poema XXXIV

.

CON EL PASO DE LOS AÑOS

Cuando, con el paso de los años,
vas poniendo cara a la muerte,
te sientes más cauto y más sabio.
Te despojas con calma de lo superfluo
y vives cada minuto con la intensidad
del que se sabe prescindible.
Las horas pasan en el reloj más rápidas
y la noche te invita a vivir despierto
con alas sedientas de vampiro.
Ya no te abruma el futuro
ni el ayer es un recuerdo imborrable,
que golpea con saña tu frente.
Cuando, con el paso de los años,
se apoderan las canas de tu sienes,
sientes que la vida es corta y apremia.
Te atraviesan los pasos del silencio
cada vez más graves, más rápidos
con arcilla en tus pies de náufrago.
Ya no desesperas si pierdes el tren,
y esperas al siguiente con los ojos
metidos en un libro o en los de tu amada.
Ahora que sabes la vida más corta,
encuentras la rabia necesaria
para soportar el peso del miedo,
el dolor, la angustia, la esperanza.
.

5 comentarios:

Libertad dijo...

De nuevo escucho y me quedo disfrutando de tus versos.Éste, en particular, es el que más me gusta. Sabes? a veces los reveses que la vida te regala te llevan a vivir de igual manera. Pero sí es cierto que La ancianidad tiene esa ventaja.
Me quedé leyendo las demás entradas. Déjame felicitarte po cada paso nuevo hacia el reconocimiento y el éxito. Sigo entre tus lectores.
Un cariñoso abrazo.

MarianGardi dijo...

Excelente,me ha entusiasmado leer este poema sobre la serenidad que aportan los años.
Un fuerte abrazo

Ricardo dijo...

Libertad por volver por aquí y dejar tu sello, gracias por tus palabras.

Gracias Marian eres muy amable.

Un beso para cada una.

El Toro de Barro dijo...

Saberse prescindible...Ese es el punto más alto de sabiduría al que un hombre puede llegar...También me atrae mucho el modo en que has convertido el poema el un pliego para la confesión. Ambas cosas son muy difíciles, exigen madurez, y algo más que madurez. ¿Cómo hacer que una confesión sea, a la vez, la confesión de miles?..

Ricardo dijo...

Gracias Carlos por tu visita y por tu excelente comentario. Te quedo muy agradecido.

Un abrazo.