lunes, 20 de julio de 2009

Ecocentro III

.



MADUREZ

Hay muertes que te acercan a la muerte.

He envejecido muchos años,
pero no tengo más arrugas,
y siento el corazón más lento,
como si se me hubiera encogido.
Cuando la muerte roza tu rostro
con esta caricia anticipada,
ya la vida no sabe como antes,
aunque la sientes con más brío.

Hay muertes que te acercan a la muerte.

***

LA INNOMBRABLE


Eres la que habita todas las noches,

la que siembra los caminos

con rastros de temor y quimeras.

Estás en la fiesta y en el duelo

oculta bajo una imagen perfecta.

Dominas bajo tu guadaña

este mundo de impotencia.

Nadie ama el silencio

que dejas a tu paso,

nadie te soporta ni desea,

aunque vigilas nuestra marcha

y serás la última compañera.




5 comentarios:

MiLaGroS dijo...

Ricardo que puedo decirte que no te haya dicho ya. Me encantan tus poemas. Escribes con letras mayúsculas. Sólo difiero en una cosa . La muerte no es la última compañera porque apenas llega tu te vas. Un abrazo grande pedazo de poeta. milagros

Dorita Puig dijo...

Buena poesía, Ricardo. La palabra nace por contraste del silencio. La muerte es un poema inconcluso. Abrazo.
Dorita Puig

MarianGardi dijo...

Ricardo estoy contenta de poder conocerte pronto y darte un abrazo.
He aprendido con tus acciones a valorarte y apreciarte.
Y te admiro como poeta, que mas se puede pedir?
Tengo el enorme placer de haberte encontrado.
Besos

reinadesava dijo...

me encanta...

Ricardo dijo...

Gracias amigas por vuestros comentarios. Milagros, la muerte nos acompaña en silencio toda la vida y al final es la única compañía que nos queda.

Un beso.